Consejos para resolver los conflictos laborales

Publicado en: Noticias el viernes, 16 mayo 2014 por:

Hay infinitos métodos para resolver conflictos entre actitudes dispares dentro de un mismo equipo, pero desde luego, evitarlo nunca es una de ellas. El empresario o superior puede mantenerse fuera de la situación, entrar y actuar de árbitro, o incluso tomar parte por uno de los dos lados. Pero al final, lo que nos frena en los conflictos laborales es lo mismo que en las relaciones personales el miedo a hablar.

consejos para resolver los conflictos laborales

 

A menudo, cuando alguien, sea un jefe o no, tiene problemas con alguien de la empresa, intenta evitar el conflicto y a la persona en sí. Esto deriva en problemas no resueltos, en percepciones erróneas acerca de las intenciones de la otra persona, una escalada de negatividad que deriva en una falta general de proceso. Spiegelman ofrece cinco consejos para resolver esos pequeños problemas que se convierten en grandes obstáculos para la empresa:

 

1. Todos tenemos buenas intenciones

Independientemente de la cuestión a tratar, con quién tratarla y cómo, la mayoría de los trabajadores empiezan inicialmente con una posición personal y sincera. Es decir, aunque se genere una discusión, hay que entender que es porque cada uno defiende su posición, pero la mayoría de la gente no lo hace simplemente para oponerse.



2. Resiste la tentación de entrar en el problema

Es más fácil afrontar un conflicto para avanzar en la toma de decisiones, pero hay que tomarse un tiempo para escuchar las quejas de todos. Sin embargo, un problema solo debería llegar al superior cuando esas dos personas ya han intentado solucionarlo de forma independiente.

 


3. Fomenta las conversaciones personales

La única manera de resolver un problema permanente es a través de una conversación real, abierta, cara a cara. Nada de correos electrónicos, de mensajes de texto o en la red social. Ya sea en vivo o por teléfono, hay que poder percibir como mínimo el tono de voz, y aún mejor si es todo el lenguaje corporal.



4 Si es necesario, posiciónate

Si dos compañeros ya han hablado y aún así no han podido resolver sus diferencias, hay que ofrecerles ayuda para resolver la situación, pero dialogando todos al mismo tiempo. Dar a ambas partes la oportunidad de ser escuchados y tomar partido como responsable en una de las dos posiciones.



5. Da a conocer tu filosofía sobre el conflicto

A la gente le encanta hablar de los demás y estar enterado de todas las quejas de los compañeros de trabajo. Es una respuesta emotiva y natural, pero también representa una gran pérdida de tiempo. Asegúrate que tu mensaje y metodología para abordar el conflicto son conocidos por toda la organización. Ante un conflicto: parar, pensar, hablar y resolver, primero sin el jefe y sólo acudir a él si no se llega a una solución.

Taggeado en: conflictos , consejos , laborales , métodos ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Conoce los establecimientos con los que como afiliado tienes descuentos y beneficios especiales